miércoles, 26 de mayo de 2010


A MODO DE PRESENTACIÓN


Desde mucho antes de nacer siento una pasión irrefrenable por la literatura y el arte,
por la cultura y el conocimiento.


Lo sé porque a menudo tengo sueños en los que me veo partícipe de épocas pretéritas.


A veces soy un chiquillo que acude a escondidas a una academia de un sabio ateniense, y otras soy el más modesto aprendiz de Leonardo, el alumno que lleva los botes de pintura y se queda mirando cada noche los bocetos y las manchas.


Recuerdo mi paso por bibliotecas perdidas, por palacios, templos y embajadas.
Por barcos, cuevas y monasterios.


Estoy convencido de que una tarde de invierno asistí a una tertulia literaria, en la que Quevedo vencía con ingenio en todas las disputas y Cervantes declamaba de memoria los capítulos de su gran obra.


He acudido también a algunas clases magistrales de Isaac Newton, y hasta una vez estuve con Hal Foster y contemplé unos dibujos prodigiosos que nunca he vuelto a ver.


He sido amanuense y discípulo, criado y tabernero, y he tenido la suerte de acompañar a hombres y mujeres que han construido mi persistente aptitud por aprender y disfrutar.
Por soñar.
* * *

Esta ventana virtual quiere estar dedicada principalmente al mundo del cómic, aunque no descarto la posibilidad de frecuentar la literatura, el gran asidero de mi fantasía.


Para llegar a este punto ha sido necesario el apoyo y el magisterio de diversas personas a las que estoy sumamente agradecido. Me refiero a Emilio, Gantry, Dionisio, Tristán, Rotebor, Rafa Marín, Angux, Manuel, Horacio y Charles, Mo Sweat, Pablo, Kraustex y Clementcor, entre algunos otros, amén de las estupendas referencias de Tebeosfera, La Cárcel de Papel, Entrecómics, Viñetas, etc., y por no hablar de los centenares de autores que conforman la sustancia prima de mis recuerdos.
Este blog está dedicado a todos ellos y en general a todos los amantes del cómic, a todos los que se apasionan por la belleza y a todos los que tiemblan de emoción con una obra de arte.

16 comentarios:

  1. Pues vamos a ello Jesús!
    Pendientes de lo mucho y bueno que seguro tienes que contarnos.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que te hayas decidido, Jesús. Poco a poco le irás cogiendo el tranquillo a las plantillas y a la espera quedo de tus propuestas.

    Ya te sigo.

    Impacientes Saludos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Por fin!
    Aquí tienes un seguidor y un fiel lector. Mucha suerte.

    ResponderEliminar
  4. Adelante, amigo!

    Seguro que lo haces muy bien.

    ResponderEliminar
  5. Gracias a todos. Sois muy amables.
    Estoy, como podéis imaginaros, echo un verdadero lío con tantas cosas nuevas, tantas ventanitas y el copón bendito.
    Casi estoy arrepentido de haberme metido en esta historia... pero, bueno, voy a intentarlo.
    Si tardo muchos días en publicar algo es que me ha dado el telele.

    Un abrazo y gracias por estar ahí.

    ResponderEliminar
  6. Buena noticia.
    Esperamos con ansiedad tus entradas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hola, JESÚS:
    ¡Bravo, bravísimo!
    Siempre supe que en algún momento, vos, especie de duende merodeador y erudito, edificarías tu casa propia para lucir y compartir tus tesoros gráficos y literarios, y aliñarlos con tus comentarios siempre bien intencionados y fundamentados.
    Y ya tenemos como digno antecedente lo que habías presentado en La Visita de La Caraviñeta.
    Amigo, un fuerte abrazo transhemisférico y gracias por el obsequio de tu presencia.

    ResponderEliminar
  8. Gracias, queridos amigos de CHT (extraordinaria revista allá donde las haya). Con vuestros ánimos sólo me resta la lucha, como diría Quevedo.
    Rotebor: eres muy amable y tengo mucha suerte de tenerte como referente. Muchas gracias.
    Sus y a ellos, por Tutatis y por Crom, maestro Emilio. Muchas gracias por estar siempre ahí.

    Le estoy dando vueltas pero creo que voy a comenzar esta andadura con la sección titulada: Tesoros olvidados, o algo así.

    ResponderEliminar
  9. Por fin se hace realidad uno de mis deseos, un blog de Jesús Duce, un hombre sabio del que poder aprender y con quien poder compartir lo que más amamos, el Arte.
    Un abrazo y adelante, Jesús!

    ResponderEliminar
  10. Amigo Jesús, colega de profesión y de afinidades electivas, es un placer poder seguirte, cómodamente, en tu propio blog; tus comentarios ya los seguía en todos las páginas que citas. Saber que dispones de este espacio me hace soñar con Ambrós, Fuentes Man... Ahora podremos hacer un cruce, por ejemplo, sobre Galax, el cosmonauta.
    Tu seguidor y amigo,
    Clemente Córdoba.

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias, Kraustex. Tus palabras son muy amables y me emocionan sinceramente. Yo sí que he aprendido con tu blog y tu abnegado y minucioso trabajo.
    Gracias también a ti, Clemente. Me alegro de la coincidencia profesional (¿como filólogo o como educador?). Haremos los cruces que quieras y podamos, porque además tu ritmo se parece mucho al que yo pueda llevar. Pero, eso sí, Galax lo ibas a sacar en tú magnífico blog. Que así sea. Habrá otras ocasiones...

    ResponderEliminar
  12. No avisáis a nadie, me entero por casualidad..

    ResponderEliminar
  13. Lo siento, Bruce, es culpa mía. Te tenía que haber avisado.
    Gracias por venir y por entrar.

    ResponderEliminar
  14. Yo me acabo de enterar justo ahora, precisamente por Bruce, que me ha pasado el enlace. Me alegro mucho de que por fin te hayas decidido a dar el paso, aquí tienes un seguidor más, un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Muchas gracias, Jaime. Te tenía que haber avisado, pero me dio un poco de reparo publicitar en demasía mi blog. Sabía, no obstante, que te ibas a enterar en seguida.
    Es un placer tratar con gente como vos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar