sábado, 28 de agosto de 2010

Bonelli: cari amici, Víctor

Víctor de la Fuente: autorretrato

* * *

He querido traer a estos pecios las amables y emocionantes palabras del gran editor italiano, Sergio Bonelli, quien elogia vivamente la figura de Víctor de la Fuente.
En sólo dos páginas, que corresponden a la presentación de un número de la serie regular de Tex, serie en la que Víctor colaboró con varias entregas de enorme calidad, el editor italiano se despacha a gusto y encumbra al dibujante español en lo más alto del cómic internacional.

"Grande" de varios países, envidiado por los más brillantes dibujantes y por las más ambiciosas editoriales, Víctor recaló en Italia y sorprendió a todos con su pasmosa facilidad para adaptarse al cómic erótico, mediante su genuino Mortimer, y para triunfar en la serie más popular del fumetto, la ya mítica Tex, donde han colaborado los mejores autores italianos y no pocos genios de otras procedencias, incluidos unos cuantos españoles de probada solvencia.

En opinión de Bonelli, la contribución de Víctor a la serie fue de incalculable valor, sobre todo con el álbum especial, nº 5, "Fiamme sull'Arizona", de 1992, donde nuestro querido autor alcanzó un nivel gráfico extraordinario.

Grazie, Víctor.









Víctor de la Fuente en Tex:

Serie regular: 441, 442, 456, 457, 471, 472
Albo Speciale: 5, Fiamme sull'Arizona, 1992
Almanacco: La Caravona della paura, 1995

21 comentarios:

  1. Creo que me voy a tener que poner manos a la obra para tratar de conseguir este material de Víctor. ¿Es fácil conseguirlo a través de Bonelli o de algún sitio en concreto?.

    Al menos el álbum especial y el almanaque me encantaría tenerlos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Bonelli es eso que podríamos llamar editor ilustrado. Sabe perfectament3e que lo que se vende no siempre es lo mejor y él, en la medida de sus posibilidades, ha intentado casar ambos elementos dificilmente reconciliables.
    Bonelli además cuenta em su 'curriculum' el haber sido uno de los pocos amigos autenticos de Dino Battaglia, con el que realizó algunos proyectos, aunque no demasiados y numerosos viajes acompañados de sus esposas.
    Admirador igualmente de Toppi y Pratt, no podia por menos que reconocer que Victor era una autentica luminaria que el polvo de estrellas del comic reparte de vez en cuando por el mundo.
    ¡Que mes más malo!
    Nosotros en CHT vamos a dedicar el artículo preferente a Victor de la Fuente y Haxtur. Hay mucho que decir y no todo ha sido dicho. Para ello, si tienes a bien requeriremos tu colaboración.
    Recibe un cordial saludo al final de estas calurosas vacaciones.

    ResponderEliminar
  3. Amigo Mo Sweat:

    Este material (y el de Ortiz, por ejemplo) es facilísimo de conseguir a través de Bonelli, desde luego, pero también puedes encontrarlos de segunda mano en eBay.it. Los libreros italianos especializados en fumetti tienen entre sus fondos porradas de ejemplares de los cuadernos de Bonelli, y a precios muy competitivos (los sencillos de 114 páginas a 1,5 o 2 euros, y los Texone o extras de 240 páginas a 5,00, 6,00 o 7,00 euros).

    Eso sí, los gastos de envío desde Italia suelen ser altos. Aunque si le pides a los libreros que los ajusten, pues lo hacen dentro de sus posibilidades.

    En cuanto a la aportación realizada por de la Fuente para esta serie de Tex, a mí no me parece que se pueda hablar de una grandísima calidad (si lo comparamos con otras creaciones del artista asturiano, claro). Vamos a ver: el trabajo gráfico se mueve en un nivel muy alto –cosa lógica en un dibujante de tantos quilates como él— y la mano maestra del ilustre artista español se deja ver continuamente en cada una de las páginas, pero el conjunto resulta algo desigual y la ejecución un tanto presurosa y desmañada. En resumen: si tuviera que aconsejar algo de de la Fuente a quien deseara acercarse a su obra le remitiría a otras creaciones suyas que han conocido recientes reediciones. Ahora bien, a quien ya le conoce y desea ampliar el catálogo de su obra, las contribuciones realizadas para el Tex de Bonelli ofrecen un material estimable.

    Conste que mi opinión a este respecto se refiere, únicamente, al trabajo que de la Fuente realizó para los seis números sencillos de Tex que dibujó entre 1997 y 2000. Así pues desconozco –aunque ya he puesto los medios para evitar que esto siga siendo así—qué tal es su labor para el extra Fiamme sull'Arizona y para el Almanacco de 1995, que también dibujó. Aunque a juzgar por lo que dice Jesús en su entrada y por lo que puede leerse en otros sitios, debe ser muy superior en calidad.

    En fin. Espero que tu búsqueda resulte fructuosa.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Jesús, bonito homenaje.
    Yo conseguí el Texone FIAMME SULL' ARIZONA en mi último viaje a Roma y es una obra notable. El dibujo es magnífico y la narrativa está algo lastrada al no poder desplegar todo su arte compositivo y estar encorsetado por la distribución clásica de las viñetas. Sin embargo hay algunas páginas magníficas.
    ¡Qué grande fue Victor de la Fuente!

    ResponderEliminar
  5. Mo:
    Ya te ha contestado el bueno de Alberich: se pueden conseguir por eBay. Y en efecto, hay que tener en cuenta los altos gastos de envío. Lo mejor es intentar comprar un buen lote.
    Y en mi opinión, todos los números que dibujó Víctor son extraordinarios y merece la pena adquirirlos.
    Un abrazo.

    CHT:
    A mí Bonelli siempre me ha asombrado. ¿Cómo ha podido congregar tan magníficos autores en una serie de corte popular...?
    Y lo cierto es que estas series populares se venden estupendamente en Italia y se ven por todos sitios: quioscos, librerías...
    ¡Me encantaría tener algo parecido en España! El Capitán Trueno, Torpedo, Fran Cappa, Hombre, El Jabato, Sunday, Bogey, Dani Futuro... seriales de ensueño.
    En cuanto a colaborar en el artículo sobre Víctor, daros las gracias en primer lugar por pensar en mí, y desde luego podéis contar conmigo en todo aquello que pueda acometer y esté en mi mano.
    Un abrazo.

    Alberich:
    ¡Por primera vez estoy en desacuerdo con usted, señor Alberich! Ahora bien, me apresuro a decir que tienes mayores conocimientos sobre la materia y que por lo tanto mi opinión carece del contraste que la tuya alberga.
    Aún así, me mantengo en mis trece y sigo pensado que el trabajo de Víctor en todas las series de Tex resulta excelente.
    Vayamos por partes.
    Indudablemente nuestro querido maestro tuvo que adaptarse a las características de este medio. Se trata de trabajos menos minuciosos, muy repetitivos, con estructuras y presentaciones paralelas, personajes estereotipados hasta la saciedad, etc.
    Y sin embargo, Víctor consigue salirse en buena parte de dicho corsé y ofrece con amplitud sus acostumbradas destrezas gráficas.
    He repasado una vez más todo el material italiano de Víctor y sigo maravillándome con su magnífica técnica y su apabullante calidad. Es verdad que hay muchas viñetas sin fondos, sin detalles, y es verdad que la composición de la página está lastrada por el tipo de cómic al que pertenece, pero yo no he visto la ejecución desmañada de la que hablas. ¡Al contrario! Cuando empiezas a contemplar los dibujos, los primeros planos, las anatomías, los personajes en movimiento, la fisonomía de los indios, los caballos en carrera, las escenas nocturnas, las perspectivas, los claro-oscuros, las proporciones y los conjuntos, y algunas viñetas absolutas con profundidad, entre otras muchas cosas, descubres las enseñas habituales del genio de Víctor en una de sus mejores apuestas, siempre teniendo en cuenta las limitaciones que comentábamos arriba.
    Por supuesto, no es Mathai-Dor, Amargo ni Haggarth, donde Víctor es dueño absoluto de todo el material y donde lleva a cabo con seguridad su trabajo más brillante y original, pero incluso con los márgenes de los que estamos hablando, la producción de Víctor alcanza muchos quilates. A mi modo de ver, es de lo mejor de toda la colección. Los seis números de la serie regular son fantásticos y redondos. Su álbum especial, como dice Bonelli, es espectacular, en la misma línea que los anteriores. Y su almanaque, tal como yo lo percibo, resulta incluso superior. En él, Víctor se detiene más en los fondos, completa más las cuadrículas y nos brinda algunas secuencias de acción nocturna realmente insuperables.
    En resumen: que me gusta mucho el Tex de Víctor, vaya.
    Gracias Alberich y un abrazo.

    Postdata: me gustaría mostrar imágenes de todo lo que estamos hablando, pero de momento quiero respetar el deseo de Víctor y su mujer de no exponer sin su permiso dibujos del maestro. Quizá con el tiempo...

    Tristán.
    En efecto, yo lo veo igual. El lastre de las características de la serie hace que el trabajo de Víctor se quedé en puertas de la genialidad. Ahora bien, hay páginas, como bien dices, que son para enmarcar y colgar en un museo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Querido Jesús:

    Aunque pudiera parecer que no es así, creo que estamos básicamente de acuerdo sobre el trabajo realizado para Tex por Víctor de la Fuente. Quizá, la mayor divergencia entre nuestras opiniones resida en el hecho de que tú has demostrado ser un auténtico fan del maestro y yo, como he dicho en alguna ocasión por ahí, no le tengo entre mis dibujantes favoritos (si bien reconozco que ha sido uno de los más grandes, imitados e inimitables). Es decir, que todo consiste en el grado de intensidad con que nos llega su trabajo: mayor en tu caso, y más tibio en el mío. De ahí, quizá que tú lo “veas” con mejores ojos...

    Pero, dejando esto a un lado, si te fijas bien en el fondo decimos, más o menos, lo mismo: reconocimiento de la calidad en el trabajo realizado para Bonelli (pues todo lo que hacía el asturiano se caracterizaba, precisamente, por eso, por la calidad), pero aceptación de que no es, ni de lejos, lo mejor que hizo a lo largo de su dilatada carrera. Y todo ello por muchas razones (algunas de las cuales ya han sido mencionadas por ti), aunque yo me refería, básicamente, al dibujo, pues ya sé que a nivel de formato, de composición de planchas o de caracterización de personajes de la Fuente estaba constreñido por las características propias de la colección de Bonelli. Es decir, que mi crítica –si podemos llamarla así— iba dirigida exclusivamente al aspecto gráfico.

    Pero insisto: mi opinión al respecto se ciñe, exclusivamente, al trabajo realizado para los números mensili de Tex —que son los que más conozco— y no para el “Texone”, o el Almanacco de 1995.

    De todas formas, me he preocupado de buscar una copia del extra de 1992 y debo decir que aquí si está el grandísimo de la Fuente que a mí más me gusta, aunque su trabajo sobre la página, los planos o los encuadres sea tan tradicional como exige la serie italiana. Y es que el trabajo gráfico allí realizado se halla a considerable distancia del que vemos en los números mensuales…

    Otro abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  7. Señor Alberich: totalmente de acuerdo en estas últimas consideraciones.
    En el fondo, no me cabe duda, está mi profunda admiración por quien considero un genio mayúsculo del cómic mundial.
    Casi todo lo que sale de las manos de Víctor me parece excelente. Pero no es porque me empeñe testarudamente en ello.
    Lo cierto es que podría jurar que percibo siempre la misma sensibilidad, el mismo gozo, la misma mente prodigiosa que controla el trazo y la composición, el mismo don artístico que únicamente despliega su ocaso en los últimos años, cuando el corazón de Víctor empieza ya a marchitarse y su pulso toma otro ritmo que no tiene retorno.

    No tengo palabras técnicas para explicar la grandeza de Víctor y me molesta recurrir al dicho de que "una imagen vale más que mil palabras" (dicho, por cierto, en el que no creo).
    Pero es que no me queda otra alternativa...
    Abro sus cómics, miro, observo, disfruto y palpo sus dibujos. Eso me basta para decir lo que digo.

    ResponderEliminar
  8. Pues a disfrutar se ha dicho, Jesús... ¡Que son dos días...!

    ¡Y viva de la Fuente! (como gritaría el bueno de Caldas refiriéndose a Principe Valiente).

    ResponderEliminar
  9. Pues muchas gracias, un día de estos me tengo que poner manos a la obra e intentar conseguir este material.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Buena labor la que veo que acometes, Jesús, y difícil en este caso en el que hay que respetar la voluntad del maestro. Hablar de un dibujante sin dibujos es cuando menos exasperante. Suerte que los comentaristas la conocen de memoria.

    Solo añadir que esta situación es triste y contradictoria, pues cualquiera puede bajarse lo principal del maestro apretando un par de botones, mientras se nos escatima a los que han difundido su obra y potenciado la admiración por su autor.

    Pero por encima de todo está el respeto a su voluntad y a su lucha durante años por la dignidad del artiosta gráfico.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Emilio:
    Tienes razón, es una labor muy triste y muy extraña. Mucho más si tenemos en cuenta que este blog nació pensando casi exclusivamente en Víctor.
    Las circunstancias de mi relación con él y su mujer me ha llevado a mantener esta postura de respeto. Tengo que esperar un tiempo.
    Pero esta decisión en principio sólo me afecta a mí. Los demás admiradores y analistas podéis tomar otras determinaciones que consideréis oportunas. Yo, al menos, así lo veo.

    Gracias por tus honestas palabras.

    ResponderEliminar
  13. La decisión oportuna es el respeto hacia algo que no es mío. Nunca he subido a mi blog una obra completa, hasta ahora, que estoy subiendo el Robin Hood de Ramón de la Fuente, y ello tras hablar con su guionista, el cual no le vio mas problema, pues ni vive Ramón, su viuda parece que tampoco y la editorial no existe, aparte de que dudo mucho se llegara a reeditar. Y de este modo, evito que desaparezca en el olvido (o al menos lo intento).

    En fin, habrá que esperar un tiempo hasta que esto se clarifique legalmente.

    ResponderEliminar
  14. Yo también, querido Emilio, me he puesto en contacto con varios autores y les he pedido permiso. La verdad es que me apetecía hacerlo y ahora estoy muy satisfecho.
    Luis García, Marcos, José Bielsa, Joan Boix y otros me permiten publicar sus imágenes sin problema alguno.
    Sobre otros, estoy esperando contestación, y muchos más, como tú dices, ya no están con nosotros y es muy difícil localizar a su familia.

    A la mujer de Victor, pienso escribirle dentro de un tiempo prudencial.

    ResponderEliminar
  15. Amigo Mo (y los demás interesados):

    Volviendo al tema de Tex, si finalmente encargas los trabajos que de la Fuente realizó para Bonelli, te aconsejo encarecidamente que no dejes de incluir en la compra la única aventura que el grandísimo Ivo Milazzo ha dibujado para esta serie: se trata del texone o extra nº 13 (año 1999) y se titula Sangue sul Colorado.

    Si te gusta este dibujante vas a quedarte francamente alucinado (como me ha pasado a mí al verlo): si bien el continente es muy normalito --buen tamaño de álbum, pero con papel bastante malucho (como es tradicional en este tipo de publicaciones)--, el contenido te dejará boquiabierto.

    Aunque la impresión es en negro, sin embargo han conseguido que se aprecien los efectos del espontáneo trabajo realizado por el maestro Milazzo (grises, pincel seco, trapos, raspado, etc.), dando lugar a un espectáculo que es puro virtuosismo y que te permite imaginar cómo puede ser la plancha original. Ya en el terreno compositivo y de ambientación, Milazzo consigue algunas páginas llenas de fuerza y dramatismo a base de un potente (casi violento) tratamiento del claroscuro, demostrando un absoluto dominio del mismo.

    Una maravilla de trabajo, ya digo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Increible la labor de Bonelli con Tex. De un tebeo normalito en el plano artístico, aunque de un éxito fuera de dudas, consigue lavar la imagen atrayendo para la serie autores de primera plana. El resultado es espectacular, y permite rejuvenecer a la serie alejándose del modelo USA (Batman DK o similares). Un ejemplo a seguir.

    Y, por cierto, una política de reediciones constantes y de reducción de precios jugando con los céntimos, que no es lo mismo 5,6 que 5,8 €. Y una web agil que permite ver a la vez que comprar.

    Y no cobro comisión.

    ResponderEliminar
  17. ¡Salve Emilio! ¡Vaya curre que te estás pegando en casa con el Robin Hood de Ramón de la Fuente...! Magnífica iniciativa: recuperar esa joya de la historieta.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Lo que me cuesta comprender es que maestros del tebeo de la talla de Victor de la Fuente y otros autores españoles que tenemos todos en mente, sean reconocidos como grandes autores fuera de nuestro país, y aqui pase su obra desapercibida. Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Quizá sea por aquéllo de que "nadie es profeta en su tierra" (sobre todo si se es español)

    ResponderEliminar
  20. Alberich:
    ¡Qué bueno que es el Tex de Milazzo! Yo también tengo la fortuna de tenerlo y disfrutarlo. Milazzo, además, es otro de mis autores preferidos. Por ejemplo, su Ken Parker me resulta imprescindible.

    Emilio:
    Lo de Bonellí es impresionante... ¡y fructífero!
    Sólo con los autores españoles que han trabajado y trabajan en sus series (Ortiz y Font siguen activos) es ya para alucinar.

    Carlos:
    Lo de la falta de reconocimiento de nuestros autores es algo incomprensible y triste. Siguen faltando apoyos, inciativas, políticas artísticas y culturales...
    El cómic en nuestro país no tiene la consideración general que se observa en otros sitios.

    ResponderEliminar