jueves, 31 de marzo de 2011

ROTEBOR: hasta siempre, querido maestro



Hace cosa de un mes, fallecía Roberto Cabral, al que todos conocíamos como Rotebor, el maestro argentino.

Se ha ido en silencio, sin que nos diéramos cuenta.

Tras unos meses de inactividad en sus blogs -recordemos su estupendo Peripecias de chiquirritipis-, estaba empezando a preocuparme.
Ayer mismo le mandaba un mensaje en espera de alguna de sus ingeniosas respuestas, siempre tan oportunas.
Pero Roberto no me ha respondido.
Ha sido su mujer, Teresa, la que ha contestado a mis preguntas, revelándome, ante mi total estupefacción, que Roberto ya no estaba entre nosotros.

Al principio me he quedado de piedra. No daba crédito a lo que estaba leyendo. Luego he recordado que Roberto había estado enfermo largo tiempo...

Me siento triste y me siento huérfano.
Roberto me acogió siempre con cariño y con absoluto respeto. Sus palabras siempre fueron las más adecuadas y las más elegantes. Sus conocimientos sobre arte estaban fuera de toda duda, y de vez en cuando nos daba auténticas lecciones magistrales.
Dominaba el vocabulario técnico y redactaba con verdadera pasión los análisis de sus dibujantes preferidos -Breccia, Raymond, Foster, Pratt, Salinas, García López, Del Castillo-. Era un hombre modesto, amable y entrañable, amante de la conversación y nunca reacio a la tarea.

Un amigo ejemplar.

Me hubiera gustado aprender más cosas de él.

Hasta siempre, querido maestro.

20 comentarios:

  1. Me he quedado de piedra. Descanse en paz, un abrazo a su familia

    ResponderEliminar
  2. Pues así mismo me acabo de quedar yo ahora... de piedra.

    Que en paz descanse.

    ResponderEliminar
  3. Que triste noticia. No lo sabía y me parece una auténtica desgracia.

    D.E.P Señor Roberto Cabral "Rotebor".

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué lástima!

    ¿Puedes creerte, Jesús, que yo también había empezado a pensar que algo debía suceder al ver que su blog no se actualizaba?

    Por un momento llegué a pensar, incluso, que las obras domésticas de que nos habló a unos pocos hace ya algunos meses se habían alargado más de la cuenta. Pero al pasar tanto tiempo...

    Lo siento mucho, de verdad.

    STTL.

    ResponderEliminar
  5. Siento que esta entrada sea para darnos una tan mala noticia.
    Echaremos de menos la visita obligada a su, siempre interesante, blog, del que hemos aprendido, descubierto, tantas cosas.
    Ya veniamos notando su ausencia desde hace tiempo.
    Le tendremos presente en nuestro recuerdo y en su blog "Peripecias de chiquirritipis", Rotebor, Roberto Cabral, con el que compartiamos intereses y gustos.

    Hasta siempre.

    ResponderEliminar
  6. Lo peor de estas cosas es enterarte así, de repente...

    Yo solía pasarme por "Peripecias.." de tanto en cuando. Me ilusionaba ver una bitácora donde se escribía tanto y tan bien de cosas que a mí personalmente me interesaban bastante. Desde principios de año ya no se actualizaba su rincón, aunque siempre lo achacas a cualquier otra cosa. No piensas nunca en que detrás de todos esos escritos se encuentra una persona y una vida.

    Mis condolencias.

    ResponderEliminar
  7. Es cierto que el blog llevaba tiempo sin actualizarse sin explicación y eso siempre te lleva a sospechar. Sin embargo, nunca esperas la confirmación a noticias como esta...

    Roberto/Rotebor era un gran aficionado y un gran divulgador, ámeno y didáctico como pocos. En su blog, aprendí muchísimo sobre el cómic argentino.

    DEP.

    Impacientes Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Que pena, quizas el unico blog que con conocimiento de primera mano y gran cariño se dedicaba asacar a la luz el tesoro escondido de la historieta argentina, una lastima...

    Saludos.

    D.

    ResponderEliminar
  9. Gracias Jesús por el recuerdo…
    Roberto era una gran persona, resultaba tan fácil ser su amigo como respirar, un hombre entrañable siempre dispuesto a compartir, te hacía ver que no existe la distancia para la amistad.


    También dibujaba muy bien, recuerdo este hilo de otro de sus blogs:
    http://terrafinis.blogspot.com /2008/03/una-pgina-policaca.html
    Me gustaría que también tengamos en cuenta sus otros blogs

    ResponderEliminar
  10. Se lo he leído a PAblo en el Facebook y me he quedado helado.
    Nos ha dejado una gran persona.
    Me uno al homenaje, Jesús.

    http://lacaravinieta.blogspot.com/2011/04/la-ultima-visita-de-rotebor.html

    ResponderEliminar
  11. Gracias a todos por vuestros comentarios.

    Roberto fue una bellísima persona y un gran entendido del cómic y el arte en general.
    Su lenguaje equilibrado y amable era sello inequívoco de un talante basado en la tolerancia y el respeto a ultranza.
    Como dice Kraustex, era muy sencillo cobrar su amistad. Sin apenas darte cuenta, Roberto ya te estaba tratando con el cariño y la calidez que le eran característicos.

    Esperemos que nos guarde un hueco en la sala de los amantes del arte y la cultura, allá donde se encuentre.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Su caracter afable hizo del océano que nos separaba un charco que cruzabamos una y otra vez, en ambos sentidos. Siempre se despedía con alguna alusión a ese charco. Seguramente no haya en la web ningún otro blog dedicado a rescatar tebeos de aquel periodo por lo que su pérdida acaba con una época.

    Saludos transoceánicos, Rotebor.

    ResponderEliminar
  13. Es una triste noticia, sin duda. Yo solía visitar su blog, casi a diario, porque coincidía con muchos de sus gustos. Tras la última vez que nos anunció su enfermedad, las visitas dejaban un sabor amargo, viendo que no había actualizaciones. Era un hombre que transmitía una gran calidez humana, con un tono educado y elegante. Se le echará de menos. Muchas gracias, Jesús, por tu entrada. Abrazos.

    ResponderEliminar
  14. Es una triste noticia, sin duda. Yo solía visitar su blog, casi a diario, porque coincidía con muchos de sus gustos. Tras la última vez que nos anunció su enfermedad, las visitas dejaban un sabor amargo, viendo que no había actualizaciones. Era un hombre que transmitía una gran calidez humana, con un tono educado y elegante. Se le echará de menos. Muchas gracias, Jesús, por tu entrada. Abrazos.

    ResponderEliminar
  15. Igualmente, no sabía nada de su enfermedad y me he quedado sin habla. Un emocionado recuerdo a su persona.

    ResponderEliminar
  16. Mi madre y yo somos amigas de la familia y hemos tenido el privilegio de compartir con Roberto reuniones y charlas entrañables sobre cine, literatura y arte en general que se convertían en verdaderas fiestas del espíritu.

    Para nosotras Roberto pertenece al arquetipo de, como diría Hermann Hesse, "los inmortales". Adherimos a este merecido homenaje propiciado por vosotros, agradeciéndolo en nombre de quienes tuvimos la fortuna de conocerlo personalmente. Permanecerá en nuestro recuerdo su figura quijotesca, su fina sensibilidad y su
    exaltado entusiasmo ante la emoción estética.

    Ethel y Fabiana.-

    ResponderEliminar
  17. Muchas gracias por el post, Jesús, y por todos los comentarios afectuosos sobre mi padre.
    El quería hacer una despedida de sus queridos seguidores del blog, pero las circunstancias no dieron tiempo u oportunidad, pero él se acordó de todos ustedes todo el tiempo por más que no haya podido volcarlo en un escrito.
    Gracias de nuevo por comprartir este espacio que él tanto disfrutó.
    Saludos a todos

    Gabriel Cabral

    ResponderEliminar
  18. Gracias Jesus por darnos la noticia que de momento me ha dejado sin palabra. Esta es realmente una comunidad fantastica y la partida repentina de 'uno de los nuestros' como ha sido esta siempre trae tristeza.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Gracias a todos por vuestras palabras y vuestro cariñoso recuerdo de Roberto.

    Gracias a ti, Gabriel, por tener un padre tan entrañable, tan buena persona y tan sabio, aspectos en los que tú mismo habrás participado, como suelen hacer los hijos con sus padres y viceversa.
    Las remembranzas que tengo de Roberto y de las conversaciones que tenía con él, son para mí imborrables. Me acuerdo que le prometí enviarle unos imágenes y finalmente no pude hacerlo. Ahora me duele no haberlo podido hacer.
    Con tu padre aprendí mucho. Lo digo de corazón, no por aprovechar el momento. Estuvimos una vez hablando durante días por correo eléctrónico. Yo le preguntaba sobre ilustración, y él directa y literalmente me ilustraba.
    Nos remitíamos escaneados, hablábamos por el facebook, nos avisábamos de nuevas ediciones... Mi relación con él fue siempre muy fluida y cercana. Para mí fue y será siempre un gran amigo.

    Recibe, Gabriel, todo mi ánimo.

    Ethel y Fabiana:
    Me hubiera gustado mucho estar en esas charlas y escuchar personalmente sus palabras. Hubiera sido una experiencia maravillosa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar