sábado, 26 de noviembre de 2011

RAMÓN TORRENTS y G. BOUDREAU: "Destino inflexible"


Ramón Torrents (1937) es un autor de enorme calidad que merece recuperarse una y mil veces.
Su virtuosismo gráfico es incontestable. Su destreza, arrolladora.
Artista privilegiado en el entintado, Torrents se presenta como un dibujante realista exquisito, dominador de anatomías, poses y primeros planos, y capaz también de avasallar con el contraste y las sombras entreveradas.
Con ese bagaje tan ilustre no es de extrañar que Ramón fuera uno de los autores españoles que más destacó en las publicaciones de la Warren, donde llegó a realizar nada menos que 42 colaboraciones.
Torrents trabajó igualmente para Francia, Alemania e Inglaterra, casi siempre en cómics románticos, donde brillaron con luz propia sus figuras femeninas y sus rostros perfectos. En nuestro suelo, participó en la aventura de Trinca con "La Cobra de Rajasthán", y en los primeros números de 5 x Infinito, a las órdenes de Esteban Maroto.

Tras su excelente estancia en la Warren, Torrents dejó aparentemente de trabajar en el mundo de la historieta.

A pesar de ello, su legado nos resulta insustituible.
Su forma de dibujar es la de un artista meticuloso y talentudo.
Con ligeros toques marotianos, pero más activo entre viñetas, y seguidor de la línea clásica de Neal Adams y Al Williamson, aunque más abierto hacia el negro y los atrevidos y fascinantes efectos de la escuela Toutain, nuestro autor se muestra como un dibujante realista de aventajada proyección, cuyos logros deberían haber ido más allá de las revistas norteamericanas.

Ojalá que vuelva.







14 comentarios:

  1. Recuerdo como si fuera hoy los trabajos de Torrens, especialmente para la I.P.C. inglesa, revista "Valentine", y los publicados por Toutain en Creepy. Es un autor con un estilo
    personal, y debo decir que siempre admiré el entintado en los cabellos de las chicas y el detalle en todas su escenas. Gracias por tu gran labor, Jesús, al hacernos recordar grandes autores; siempre es un placer. Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  2. Interesante que justo ahora estén empezando a aparecer las primeras colaboraciones de los artistas españoles en los archivos de Creepy. Resultará interesante poder ver todas esas historietas del gran Ramón Torrents...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Joan.
    Torrents es portentoso en su entintado y en su dibujo detallista.
    La verdad es que en Creepy, Dossier Negro y compañía os juntasteis una serie de autores de alto nivel realmente fascinantes.
    Un abrazo.

    Gracias Mo.
    Espero que sigan las ediciones de Creepy y Eerie para poder disfrutar de esta pléyade de genios españoles que colaboraron con la Warren.
    No hay que olvidar que de los 20 máximos colaboradores de esta editorial, la mitad eran españoles, con Ortiz, Bermejo y Maroto a la cabeza, los tres dibujantes que más historietas dibujaron para la Warren. Ningún norteamericano llegó a sus cifras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hermosos, los ojos de Linda, bastan dos viñetas para darle otra dimensión al personaje. Recuerdo con agrado, especialmente, los trabajos de Torrents con Bruce Jones. Se aprecia que has realizado una relación exhaustiva de los trabajos no sólo de Torrents, sino de los restantes grandes dibujantes en Warren, José González, Luis García... y los que tú mismo citas.
    Un gran trabajo, Jesús, y un gran placer.

    ResponderEliminar
  5. Gracias a ti, Clementcor, por tus amables palabras y por tu maravilloso blog, con el que tanto disfruto y aprendo.
    Reconozco que la época Warren/Toutain me llama mucho la atención. Son autores extraordinarios que realizaron trabajos de auténtica ambrosía. Toda una época de experimentación y de contrastada calidad que a mi modo de ver no ha sido superada.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Hola Jesús,
    Es cierto, la minuciosidad y esmero en el entintado de aquella época es muy poco frecuentado hoy en día que paradígicamente se puede registrar mejor toda esta meticulosidad gracias a los actuales medios de reproducción.

    un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Recuerdo a Torrents, como una persona superdiscreta, nunca supe si por timidez o por desinteres por el glamour un poco provinciano que destilaba el "club Dhin" ¿se llamaba asi? donde Carlos Gimenez. Pepe Gonzalez o Beá (por citar 3 grandes de verbo fàcil)reinaban.
    Torrents, parecía ur a lo suyo y a fé que lo conseguía, quizá sin la magia de Maroto o el estilo "Art Nouveau" de Pepe o Mas (otro grande)estilo que que en aquel entonces nos tenía encantados (Mucha, Breadsley)
    Torrents era (es, supongo) un profesional sin excesivas alharacas, tremendamente eficaz.

    ResponderEliminar
  8. Fran:
    Las maravillas del entintado de la época Toutain/Warren y sus atrevidos efectos con la mancha, son en verdad inolvidables.

    Isidre:
    Tu participación en aquella época mágica nos da claves precisas para entenderla. Es verdad que Ramón era en parte distinto y no tenía la singularidad de Maroto o de Beà, la finura de Pepe o Mas, o las negruras de tus primeras colaboraciones. Ahora bien, sus correctas fisonomías y sus hermosos y perfectos rostros me llamaron siempre la atención y me atraparon para siempre.

    Por otra parte, me intriga su carrera posterior, totalmente desconocida. ¿Sabes algo al respecto?

    ResponderEliminar
  9. No se nada Jesús, dada su gran discreción,(aunque yo tampoco era dado a festejos) sólo coicidíamos en el viejo edificio de Diagonal en contadas ocasiones.
    Cuando el cómic de Tutain "Zona 84" "Comix Internacional" y demás, desapareció del mapa, y algunos dibujantes de cómic nos reciclamos en Disney y libros juveniles e infantiles de distinto pelaje, no volví a saber de Torrents.
    Ni en las fiestecillas en vigilia de Navidad, donde cada año nos veíamos un poco mayores, lo volví a ver
    Supe de las andanzas de Mas y Maroto en la pintura.
    De las milyuna aventuras literarias, editoriales y digitales (avant la lettre o casi)del genial Beá.
    De las peripecias de Pepe con la Barbi, pero de Torents nunca supe nada más.

    Preguntaré al pozo de sapiencia, Marcel Miralles, y te cuento.

    ResponderEliminar
  10. Fue esta una generación de artistas de tanto calibre que eclipsaron a otros muchos como Torrents que en otro contexto no hubieran sido unos dignos secundarios si no autorres de primerisima fila.

    ResponderEliminar
  11. Gracias, Jesús, por traernos tantas cosas buenas. Me gustaba Torrents y en esta historia que has seleccionado, destaca para mí,el quilibrio de espacios blancos y manchas negras. La virtud de dibujar y sobre todo el profundo respetio y compromiso con el que estban dibujadas sus páginas.

    José Aguilar

    ResponderEliminar
  12. Gracias, Jesús, por traernos tantas cosas buenas. Me gustaba Torrents y en esta historia que has seleccionado, destaca para mí,el quilibrio de espacios blancos y manchas negras. La virtud de dibujar y sobre todo el profundo respeto y compromiso con el que estaban dibujadas sus páginas.

    José Aguilar

    ResponderEliminar
  13. Gracias, Paco:
    Yo sigo alucinando con aquella generación al igual que lo hice cuando la conocí en su momento. De hecho, los autores que más admiro (salvo pocas excepciones) son de aquel grupo heterogéneo (jóvenes y veteranos) que despuntó con fuerza en los 70.

    Aunque no comento nada en tu blog, aprovecho aquí para felicitarte por tus preciosas entradas sobre el Boceto.

    ResponderEliminar
  14. Gracias, José.
    Sobre este grupo tú sabes mucho, ya que de alguna manera formaste parte de él, y eso que todavía eras un chaval.

    José: te pido por favor que sigas con el blog de Pepe. Hay que seguir mostrando las maravillas de ese autor verderamente genial. Si necesitas ayuda, te puedo echar una mano en la medida de mis posibilidades.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar