sábado, 9 de junio de 2012

In memoriam RAY BRADBURY (1920-2012)


Desde hace mucho tiempo, Ray Bradbury es uno de mis narradores preferidos.
Y quizá el que más admiro.
Existen muy pocos escritores que me hayan impresionado con tanta profundidad, que hayan conseguido sorprenderme y emocionarme de forma tan desbordante. ¿Cómo puede crear historias tan increíbles e igualmente tan cercanas? ¿Cómo llega a diseñar esos relatos entreverados de una magia tan especial y una hermosura tan misteriosamente envolvente, capaces de arrojarme a la nostalgia más perdurable y a las sensaciones más insospechadas?

¡Un hombre y un marciano que se encuentran en plena noche y conversan sobre la realidad o quizá sobre el punto de vista, cada uno con su propia mirada que hace invisible la del otro!
¡Un astronauta que cae hacia la Tierra y se convierte para el observador en una estrella fugaz!
¡Un grupo de expedicionarios que son tratados por locos al decir que vienen de otro planeta!
¡Una ciudad que siente! ¡Una casa que destruye! ¡Un mundo que inventa monstruos para defenderse!
¡Una comunidad que memoriza libros para salvaguardar la cultura, de tal manera que sus miembros se convierten propiamente en hombres libros!

* * *

Ray Bradbury en 1950, cuando publicó Crónicas marcianas,
sorprendiendo a propios y extraños

Bradbury en 1966


 Las propuestas de Bradbury siempre me han parecido invenciones de puro genio, gemas literarias trenzadas por un aporte de originalidad sin fisuras, cuyo impacto intelectivo me ha resultado en muchísimas ocasiones absolutamente inolvidable, como un eco perpetuo.

A menudo, el desenlace de las historias de Bradbury se convierte en una sorpresa final totalmente inesperada, rozando el deux ex machina. Desde esa perspectiva, el mecanismo de su estructura depende en gran medida del punto álgido que ofrece la consecución de la fábula. Quizá por ello, la mayoría de las obras de Bradbury son relatos cortos, a veces de tan sólo unas pocas páginas, acercándose de esa forma a la conocida máxima de mi paisano Baltasar Gracián.

Bradbury es el poeta de la ciencia ficción, no cabe duda, pero es también un excelente autor de relatos de suspense y terror psicológico, e igualmente de cuentos realistas que pueden vincularse con la obra de Mark Twain. Por otra parte, es autor de numerosas obras de teatro, de ensayos, proclamas y poemas, de guiones para cine y televisión… 
Sin lugar a dudas, es el escritor de género más reconocido fuera de ese ámbito, hasta tal punto que, durante la década de los noventa, algunas instituciones norteamericanas quisieron presentarlo como candidato para el premio Nobel de literatura.

* * *

Ray Bradbury en 1968, preparado para utilizar la máquina del tiempo de Wells.
Bradbury también nos dejó hermosas y terribles historias sobre los viajes en el tiempo

Aunque nunca escribió realmente una historia de aventuras, Bradbury amaba la literatura pulp en todos sus géneros, especialmente las creaciones de Edgard Rice Burroughs, que podemos situar en las antípodas del estilo y la temática bradburyanos. Por otro lado, admiraba profundamente a los escritores del siglo XIX, sobre todo a Poe, Verne y Stevenson, a los que tuvo muy en cuenta en algunos aspectos estructurales, pero de los que igualmente se distanció en la manera de narrar y en la simbología utilizada.

* * *
Bradbury en los 80. Su fama y reconocimiento son ya de carácter internacional.
Jorge Luis Borges prologa algunos de sus libros



Bradbury fue también un gran apasionado de las tiras cómicas, empezando por el Tarzán de Foster y Hogarth y el Flash Gordon de Raymond, por los que sentía una especial devoción.

Afortunadamente, varios de los relatos de Bradbury han sido llevados al mundo de las viñetas, a través de versiones de gran calidad, con dibujantes extraordinarios como Torres, Wood, Severin, Corben, Gibbons, Segrelles, Mignola, Garcés, Williamson y muchos otros.
Como pequeño homenaje a este escritor sin igual, a este fabulador inimitable,
exponemos aquí unas pocas imágenes de algunas de esas versiones.

 

 











* * *

Muchas gracias, Ray, 
por toda la belleza y la emoción que nos has dado en tus relatos

10 comentarios:

  1. Se nos ha ido un gran escritor, y como bien dices un amante del cómic.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Jesús, por una entrada tan entrañable, emotiva y a la vez tan llena de información. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Francisco:
    Así es: se nos ha ido un escritor increíblemente original. No encuentro a casi nadie como él en todo el siglo XX. En cuanto a originalidad creadora, el único que me viene a la cabeza es Kafka, pero éste quería contar otras cosas y desde otra perspectiva.
    Existe un escritor aragonés, Javier Tomeo (buenísimo, por cierto) que a veces me lo recuerda.
    Bradbury amaba el cómic y la literatura popular como pocos. Siempre aprovechaba para elogiarlos: habían sido sus lecturas juveniles y le habían formado como escritor.

    Hola, José, me alegro mucho de leerte una vez más.

    Bradbury es muy importante para mí. Podría hablar largo y tendido sobre él y sus obras (en el pasado he realizado alguna crítica literaria), pero creo que Pecios no es el lugar idóneo, por eso me he limitado a exponer una mínima semblanza y unas pocas imágenes que lo relacionan con el cómic.
    Conocí sus libros en torno a los 18 años y el sentido de mis lecturas y mis propios escritos me cambiaron para siempre.

    Abrazos a los dos.

    ResponderEliminar
  4. Jesús, un gran y sentido homenaje. Ha sido una enorme pérdida. Fahrenheit 451 y Crónicas Marcianas son para mí, libros de absoluta cabecera.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. No hace mucho volví a leer Crónicas marcianas para soñar esa adaptación ideal de su obra al cómic a lo largo del tiempo, de Wood y Severin a Daniel Torres. Sentí todo cuanto describes mejor que yo y, a continuación, leí, por recomendación tuya, Remedio para melancólicos. ¿Hay mejor medicina para la vida? De los peores aspectos de nuestra humanidad, Bradbury extrae lo mejor. Pienso, por ejemplo, en "La sonrisa".
    Un preciso y bellamente preciso repaso de Bradbury y de sus adaptaciones al cómic. Gracias, Jesús.

    ResponderEliminar
  6. Jaime:
    Muchas gracias por tu comentario. Los libros que nombras son imprescindibles, si bien Bradbury tiene numerosos relatos de gran calidad que están esparcidos por un montón de títulos.

    Clement:
    Cuánto me alegro de que hayas leído Remedio para melancólicos, una de las recopilaciones que mejor demuestra que Bradbury es, además del poeta de la ciencia ficción, simplemente un gran escritor de relatos, sin necesidad de adscribirle a género alguno. De hecho, muchos de sus cuentos muestran una realidad más próxima y reconocible... Esó sí: filtrada por el particular sentido de la maravilla que tiene nuestro autor de Illinois.

    Bello repaso, sí, pero muy corto. Bradbury merece mucho más.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Hola Jesús,

    Imprescindible este post!!! llevaba bastante tiempo siguiendo la pista de todas las desiguales adaptaciones del gran Ray tanto en comic como en cine y quisiera saber como se titula el album en castellano que compila las más recientes (las que has colgado la primera página de cada relato)e intentar adquirirlo. La adaptación de Daniel Torres "Encuentro nocturno" la leí recientemente en un blog de los que tienes enlazado y es impresionante. Descanse en paz.

    Por otro lado siempre es edificante recordar a nuestro insigne paisano Baltasar Gracian (como bilbilitano que voy a decir, jeje)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Hola, Fran:
    Me alegro de que te guste Bradbury. A mí me tiene arrebatado desde que empecé a leerlo, allá en los ochenta.
    Parte de las imágenes pertenecen al volumen titulado Ray Bradbury. Cuentos, editado por CRG. Yo no lo tengo en papel ni lo he visto en e-Bay. Las imágenes me las bajé de
    http://www.4shared.net/ray+bradbury+rapidshare

    Las otras restantes las he escaneado casi todas de las colecciones que publicó Planeta del material de EC, del que afortunadamente tengo algunos tomos. En EC se publicaron una treintena de relatos de Bradbury. No sé si se publicaron todos en español. Creo que no. Por lo que todo lo que expongo es una pequeña muestra de las versiones que a mí también me gustaría tener.
    Recientemente se han publicado una versión de Crónicas marcianos (en USA) y otra de Farenhait 451 (ésta ya se ha publicado en español. A mí no termina de gustarme).

    La versión de Torres de "Encuentro nocturno" es impresionante. ¿Cómo demonios ha captado tan maravillosamente la esencia de la historia?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Precioso homenaje, Jesús, no he leído mucho a Bradbury pero dan ganas de devorar toda su obra después de tu brillante exposición.

    ResponderEliminar
  10. Gracias, Paco, eres muy amable.
    Bradbury es un autor absolutamente recomendable. Es asequible, ameno, cercano, maravilloso, imaginativo, poético, emocionante...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar