martes, 4 de septiembre de 2012

BOCETOS DE MILLER PARA SIN CITY



Frank Miller representa lo opuesto de Alex Toth. Si éste tiene un trazo delicado, de precisión milimétrica, con ausencia de sombras, aquél presenta un trazo potente, con el que produce figuras icónicas, en las que la precisión cede su lugar a la expresividad de la improvisación, jugando con el contraste blanco/negro mas hiriente.

7 comentarios:

  1. Hum ... pero con resultados realmente diferentes, ... pero si, es la misma técnica, ahí es nada de Sickles a Miller.

    ResponderEliminar
  2. Un chiaroscuro mucho más contrastado en el caso de Miller que en el de Sickles, siempre en busca del efecto óptico que epate al lector.

    ResponderEliminar
  3. Pasando por Caniff y Eisner...

    A mi modo de ver, Miller se ahoga en el negro intencionadamente, el abismo de la violencia. Sickles, por su parte, busca la luz desde el negro.

    ResponderEliminar
  4. Fijate como dibuja los ladrillos solo cuando están en sombra. Eso confirma lo que has dicho. Dibuja en negativo.

    ResponderEliminar
  5. Muy cierto, la influencia de Eisner está muy patente en Miller, sobre todo en el Miller primerizo. Él mismo llegó a confesar que algunos de sus primeros números de Daredevil estaban literalmente 'fusilados' del Spirit del gran Will.

    Inopinadamente, un autor cuya influencia también se dejaba notar en el Daredevil de Miller, aunque en menor medida que Eisner, es de forma curiosa Gil Kane. Sólo hace falta ver la manera en que Miller dibujaba los hombros y encajaba las articulaciones de sus personajes, totalmente deudora de la de Kane.

    Y hablando de autores que dibujan en negativo: ¿conocéis la obra del dibujante suizo underground Thomas Ott? Este hombre presenta la particularidad de que dibuja sus páginas utilizando tinta blanca sobre papel negro, al contrario que la práctica totalidad de autores, que lo hacen negro sobre blanco. El resultado concede a sus páginas una atmósfera realmente claustrofóbica y perturbadora. Ediciones La Cúpula ha editado la práctica totalidad de sus obras en nuestro país.

    ResponderEliminar
  6. Muy interesantes tus aportaciones, Hombre de Trapo. Precisamente, la siguiente entrada iba a ser de Gil Kane. Y es que una cosa tira de otra. Sobre T. Ott, no lo conozco, pero habrá que buscarlo por internet.

    ResponderEliminar