miércoles, 14 de noviembre de 2012

John Paul Leon

Photobucket



Esta viñeta, maravillosa en su sombría utilización de la mancha, en la que se nos muestra a un crespuscular , avejentado Iron Man, pertenece a la saga Tierra X, que hace ya unos cuantos años supuso una vuelta más de tuerca a las múltiples significaciones que pueda tener ese inabarcable cosmos que se ha dado en llamar Universo Marvel. El dibujante requerido para la ocasión iba a ser un artista dotado de unas cualidades sobresalientes para el dibujo, para la puesta en escena, para la ambientación. No en vano se iba a enfrentar a una trama de proporciones cósmicas, apocalípticas,excepcionales, con cientos de personajes y escenarios pululando por entre las páginas de una historia enorme y compleja.



Photobucket
Photobucket
Photobucket



Recuerdo aún lo mucho que me asombré, lo mucho que mis ojos se abrieron cuando cogí aquel primer cuadernillo de grapas de la estantería de la librería. Allí estaban, juntos, maravillosa y verosímilmente representados, Los 4 Fantásticos, Los Vengadores, Los Inhumanos, Peter Parker, Galactus, Doc Muerte, Hitler, La Patrulla X,Conan, Namor, El Vigilante, Los Celestiales...pero también las primeras etapas de la tierra, el meteorito que acabó con los dinosaurios, las galaxias lejanas, la ciudad oculta de Attilan, Asgard, El Olimpo...todo ello con un dibujo que hacía caer la mandíbula hasta el suelo. Caray, Tierra X parecía la saga soñada, el no va más, la hipérbole final del mundo superheróico. Y no era para menos. Sus viñetas eran colosales, espectaculares sus planchas y sus dobles páginas, excitante su acción y reflexivos los recovecos de su intimidad. Parecía como, si al dibujo explosivo y salvaje de un Kirby, con su épica desmedida, se hubiera unido la sabiduría visual del trazo de un Toth. Una combinación sublime.



Photobucket
Photobucket
Photobucket
Photobucket


Luego, la confirmación: uno tras otro, mes tras mes, los cuadernillos no hacían sino ratificar la primera impresión: aquello era un monumento a Stan Lee, a Kirby, al Universo Marveliano, a la ilusión imperecedera de la búsqueda del gran dibujo, de ése que es atemporal y eterno. ¿Y qué veía yo, qué continúo viendo hoy y siempre en este excepcional artista, Leon, para que su dibujo me produzca tal grado de asombro? 
Pues miren, yo veo en este artista virtudes que lo hacen destacar notablemente entre otros contemporáneos o anteriores, a saber: a un dibujo de base sólida, bien afirmada en el correcto dominio anatómico, en el escorzo más delicado, se une felizmente una narrativa contenida, hasta elegante diría, con una puesta en escena que oscila entre lo sobrio y lo épico, pero sin caer en excesos, de tal modo que el punto de vista de su cámara no peca de grandilocuente, con esos grandes angulares de perspectivas forzadas que, aveces de manera tan gratuita se ven en otros dibujantes. Él compone de manera más isométrica, diría yo, pero aún así muy cinematográficamente, sin necesidad de forzar, sin exagerar, por más que, a veces, la propia historia que está contando, le pida escenas de gran aparatosidad visual. Y luego, bueno...me encanta su acabado. Además de dibujar bien, es valiente en el manchado. Sus viñetas están iluminadas, sombreadas con amplias masas que dan volumen al conjunto. Sus escenas, que tienden en general a la oscuridad, a la silueta, están envidiablemente equilibradas, los planos bien separados para que todo, por oscuro que parezca, se vea perfectamente. Y con ese trazo grueso, incluso basto, que denota más una preocupación por el conjunto, por el párrafo, que por la palabra suelta. En este sentido, tiene planchas enteras y dobles páginas, que son verdaderamente soberbias.



Photobucket
Photobucket
Photobucket
Photobucket
Photobucket



Estas imágenes que subo en esta entrada no son más que una muestra infinitesimal de las maravillas que John Paul Leon nos regala en los 14 cuadernillos gloriosos de esta Tierra X ciclópea. Si no habéis leído aun esta obra, o no la degustásteis con mucha atención en su momento, yo os insto a que lo hagáis ahora, a que os hagáis con ella y os dejéis llevar a lo largo de esta trama compleja y elaborada, y os dejéis apabullar por centenares viñetas sensacionales de este artista admirable.



Photobucket
Photobucket
Photobucket
Photobucket
Photobucket
Photobucket
Photobucket

9 comentarios:

  1. Un dibujante soberbio que lamentablemente no ha tenido mucha continuidad en en mundo del cómic. Desconozco a qué se ha dedicado posteriormente (ilustración, animación...), pero está claro que con él el 9º Arte ha perdido a un gran artista.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hará un par de años se publicó en España "The Winter Men" con el amigo John Paul al cargo del dibujo con la maestria que lo caracteriza y dejando claro que es un artista sumamente solvente en lo que a relatos de serie negra se refiere (en este título tambien hay cierta componente "superheroica" pero basicamente es una trama mafioso-policiaca).

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Magnífico ese Winter MEn, Fran, ya lo creo, pero tiene razón Mo en que no parece prodigarse demasiado, o no es publicado mucho de él por estos lares, no lo sé. Lástima en cualquier caso.

    Lo primero que leí de él fue esa miniserie de Cíclope y Fénix contra el señor oscuro, y recuerdo que ya me impactó su manera de poner la cámara y su profusión y sabiduría en el reparto de sombras. Luego, con el Tierra X, fue el acabóse. ¡Qué portento!

    Esperemos que, siquiera de tarde en tarde, podamos seguir admirando nuevos trabajos salidos de su lápiz.

    ResponderEliminar
  4. A pesar de que algo se de la mitología Marvel y conozco a casi todos los personajes de esta historia tengo que admitir que el guión de este cómic dejó bastante que desear para mi gusto... la idea era buena, daba para mucho pero al final no entrega lo que promete y no fue por falta de ganas del dibujante, de hecho lo tengo solo por el dibujo de Leon... es impresinante como con tanta sombra por todos lados el tipo se las arregla para cantar tanto y con tanto detalle, sin duda uno de los capos hoy en día en USA.

    saludos.

    ResponderEliminar
  5. Sí, con la historia de Tierra X, al final, pasaba como con aquella saga de Kirby, "Los Eternos", cuyas propuestas fabulosas no terminaban de redondearse en el desenlace, quedando el resultado diluído e incompleto. Pero, bueno, eso es algo que también pasa en series de ficción en Tv, ¿no? Realizan unos planteamientos que luego no saben resolver, decepcionando en su parte final.

    De todas formas, es tan descomunal lo que propone desarrollar esta Tierra X, que es, incluso, más perdonable el que no esté depurado el guión como debiera. Creo que era una empresa difícil, por no decir imposible. Sin embargo, la ambientación y la capacidad de escenografiar y retratar verosímilmente, de manera realista, que tiene Leon, compensan en buena medida lo probablemente irregular del resultado de la historia, entiendo yo.

    Y es que...qué bueno es el amigo Leon. Un grande de la actualidad.

    ResponderEliminar
  6. Asombroso el amigo Leon. Apenas lo conocía y me he quedado alucinado con sus impresionantes dibujos.
    No me extraña que lo hayas elegido entre tus 6.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Sí, Jesús, se entiende que me guste tanto, ¿verdad?.
    Desde luego, todo el mundo conoce a Uderzo o a Foster, pero Leon es de esos portentos que, siendo tan bueno, pasa un poco desapercibido para el gran público. Y, caray, es que es un monstruo, de verdad. Llevo toda la vida dibujando, y me he dedicado a ello como profesional durante casi dos décadas, y te aseguro que lo que hace este sujeto está fuera del alcance de la mayoría. Los dibujos que se saca de la manga en las convenciones de dibujantes, esos que se hacen en unos minutos para los fans, revelan a un maestro total del dibujo. Bueno, pero bueno bueno de verdad.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  8. Un autor verdaderamente impresionante y soberbio.

    ResponderEliminar
  9. Una máquina de dibujar maravillas, el Leon éste, sí...

    ResponderEliminar