viernes, 2 de noviembre de 2012

ROSTROS DE LEYENDA (VI) -CINE, 17 ACTRICES-

BETTE DAVIS

MARLENE DIETRICH

KAYHERINE HEPBURN

AUDREY HEPBURN

MICHELLE PFEIFFER
CHARLOTTE RAMPLING


JEAN SIMMONS

UMA THURMANN

LIV ULLMAN
HALLE BERRY
NICOLE KIDMAN

KIM NOVACK
ELKE SOMMER
KATHERINE ZETA JONES
INÉS SASTRE

KRISTY SCOTT THOMAS

DOROTHY DANDRIDGE

20 comentarios:

  1. Uff, ... interminable, pero magnífica.

    ResponderEliminar
  2. Casi duele tanta belleza... tantas emociones, tanta alegría.

    ResponderEliminar
  3. Ay, qué bella Elke Sommer. Bien recordada, Emilio. La recordamos maravillosa en, entre otras, "El premio", de Mark Robson, junto a Paul Newman, ¿verdad? Esa película de Hitchcock que no es de Hitchcock.
    La foto que has puesto de la Rampling la refleja en su madurez. Lo cierto es que Charlotte tiene fotos maravillosas de su juventud, con una belleza algo, no sé, enfermiza, por decirlo así, con esa esbeltez que la caracterizaba, esos pómulos, esa barbilla y, bueno, ese cráneo que se adivina debajo de la piel, que le permitía el privilegio de crear esas líneas tan angulosas como atractivas.

    Bueno, pues yo, como os decía en algun post anterior, continúo reivindicando diosas de la serie B. Chelo Alonso, la espectacular cubana, bailarina también, que hizo carrera en el Peplum (ahí tienes una buena entrada, Emilio: Dioses y diosas del Peplum), y que compartió cartel en "El terror de los bárbaros" con el más perfecto cuerpo y rostro que el cine mundial haya parido jamás, el impar Steve Reeves, de quien el entrañable Terenci Moix dijo que "Era el atleta que se parecía a los dioses... Su cuerpo era equilibrado, sus músculos racionales, y sus rasgos poseían una belleza helénica".
    Pero hablando de Chelo, decir que, aparte de su enorme hermosura, fue una actriz lo suficientemente solvente como para reinar en el género durante una buena temporada. Además, sus notables dotes de bailarina fueron aprovechadas para marcarse sensualísimos bailes en este tipo de películas tan dadas a tamaños espectáculos.
    Otro nombre para la leyenda de la serie B es el de Caroline Munro. Sólo con su aparición en la mágica "El séptimo viaje de Simbad"(The golden voyage of Sinbad (probablemente la mejor película que de tal personaje se haya filmado nunca), con su colosal físico al servicio del personaje de la compañera del intrépido marino, con su rostro suave y su mirada profunda, nos ganó para siempre el corazón. Contemplarla en este delicioso film con efectos visuales a cargo del gran Harryhausen es, simplemente un verdadero e imborrable regalo para la vista, caballeros.

    Espero que, si no conocías a estas dos grandes damas, o si no os sonaban mucho, os puedan interesar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Pero qué esto! ¡Estoy empezando a creer que sufro de esquizofrenia triple!
    Está claro, queridos amigo, que formamos parte del mismo club, que mantenemos la misma mirada y que bebimos en los mismos bares y soñamos en los mismos cines.
    Elke Sommer (qué mujer), Paul Newman, Charlotte Rampling, el Peplum, mi admirado Terenci (del que tengo muchas obras), el cachas de Reeves, la bellísima Munro, los filmes de Simbad, Harryhausen, y añadamos (porque ya lo estáis pensando), la impresionante Raquel Welch y la película Hace un millón de años. Y, por qué no, las películas de Maciste, de Hércules ("Una de romanos", como dice el gran Sabina), de Tarzán (con la simpática Maureen O'Sullivan, que también me gustaba mucho), de vaqueros o del Oeste, etc. etc.

    [Por cierto, la película de Simbad que citas tuvo una versión en cómic dibujada por... ¡Russ Manning! Absolutamente deliciosa. Por su parte, John Buscema dibujó las versiones de Hércules, Espartaco, Helena de Troya y varias más]

    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Tu lo has dicho. Bebimos de las mismas fuentes. Leimos, poco mas o menos, losmismos libros. Este efecto ya me paso con el amigo Marcos Mateu hace unos años, y fue el descubrimiento de un alma gemela.

    ResponderEliminar
  6. No doy a basto, pero seguiremos. No se si saltar a directores o seguir con actores y actrices.

    ResponderEliminar
  7. Cierto Emilio! hermanos separados al nacer :)
    A ver si puedo sumar algun nombre mas a esta gloriosa lista... que tal Jodie Foster y Kristin Scott Thomas?

    ResponderEliminar
  8. ¿Y que me decís de Dorothy Dandridge?

    ResponderEliminar
  9. Fantástica Scott Thomas con Robert Redford en "El hombre que susurraba a los caballos".

    ResponderEliminar
  10. Raquel Welch ... aún no he conseguido una foto para subirla, porque todos tenemos otra imagen grabada en nuestro cerebro con la que es imposible competir.

    ResponderEliminar
  11. Marcos, un nuevo libro didactico o un comic?

    ResponderEliminar
  12. Qué bueno coincidir, Jesús, en estas cosas. Uno teme que, si dice que el peplum le parece divertido y acaso entrañable, le tachen de pirado. Realmente,siendo serios, no hay más que unas pocas películas de este subgénero con un interés, digamos, objetivo, con una valía apreciable, siendo la mayoría de las demás bastante "flojillas" (por decirlo suavemente) y hasta algo disparatadas, si se quiere. Pero tienen la cosa de que despiden ese aroma de aventuras casi delirantes, en las que puede pasar casi de todo y en las que el héroe de turno , muchas veces un forzudo descomunal, es capaz de realizar las más excéntricas hazañas en un marco épico y cuasi mitológico de leyenda. Hércules, Maciste...grandes representantes de esta idea.
    Y, aunque ahora ve uno estos films con otros ojos, no dejan de tener el mismo aroma que nos seducía siendo unos mozalbetes.
    (Por cierto, que el nombre de la peli de Simbad en la que aparece la hechizante Caroline Munro era, en realidad, ·"El viaje fantástico de Simbad", y no el que dije en el anterior comentario)

    ResponderEliminar
  13. ¡Atención a Mo, que ya hizo unas entradas soberbias de actores y actrices afroamericanos!
    A mí me gusta mucho Sanaa Lathan, una auténtica maravilla de la Naturaleza, con permiso de Halle Berry.

    De paso quiero decir que comparto absolutamente con el amigo Mo mi admiración sin paliativos por Morgan Freeman, uno de los mejores actores de todos los tiempos.

    Gantry: ya me di cuenta del título de la peli de Simbad, pero no dije nada porque estaba recordando a Caroline. ¡Dioses que belleza en estado puro! Por cierto, fue una de las pocas actrices que posó vestida de Vampirella. Y fue chica Bond; seguramente una de las más hermosas.

    ResponderEliminar
  14. Lo que me gustaba ( y me gusta, por supuesto) de Caroline Munro es esa mezcla de una carita suavemente cincelada, de tez como aterciopelada, que destilaba una aparente pero equívoca ingenuidad, envuelto todo ello en un cuerpo sencillamente explosivo, que quita el hipo, vaya. Creo que era en Casino Royale donde hacía un papelito, ¿no? Desde luego, a pesar del buen número de mujeres bellas que han pasado por las cercanías del célebre agente, la Munro no tiene nada que envidiar a ninguna, no.

    Hablando de otra cosa, hay algo que une, creo, a dos de los actores con más prestigio que aún están ante las cámaras; uno, el que habéis nombrado, Morgan Freeman, y el otro, Gene Hackman, y es su capacidad para hacerles verosímiles tanto en papeles de buen tipo como en los que representan a auténticos cabronazos. Ambos han dado muestras de esta envidiable cualidad en varios papeles, y, no sé si estaréis conmigo, esto les coloca un poco por encima de muchos actores que se ven limitados (ellos mismos y quienes les ofrecen los papeles) a encasillarse en roles de tipos estupendos que siempre hacen el bien. Freeman y Hackman tienen ese tipo de rostro que, con un par de gestos bien acuñados, hacen inclinar a la luz o a la sombra en un periquete, y lo hacen de maravilla. ¡Qué tipos!

    ResponderEliminar
  15. Caray, Emilio; no me había dado cuenta de que habías cambiado la foto de la Rampling. ¡Buena elección! está realmente maravillosa en esta toma, con esa melenaza casi ingrávida alrededor de ese rostro privilegiado. Si no la habéis visto en la peli de Woody Allen "Stardust" ( Recuerdos de una estrella) os recomiendo que no os la perdáis. En este film, hay, cerca del final, un largo plano en el que Charlotte, tumbada en el suelo, hojea una revista, y, de vez en cuando eleva la vista hacia la cámara, que subjetivamente representa a Woody, quien la está contemplando. Es un plano cautivador, porque la Rampling no hace gran cosa, sólo mirar la revista y cambiar su mirada hacia cámara, sonriendo suavemente, pero hay una magia en ese momento, como dice la voz en off, que verdaderamente subyuga y embriaga. Luego, durante el film, en un momento de la vida del papel que hace la Rampling en el que lo está pasando mal en un sanatorio, Charlotte brinda un recital delicado y sensible de cómo representar un trastorno mental.
    Por lo demás, el film es maravilloso, uno de los no muy conocidos de Woody, pero sin duda una de sus grandes películas redondas, divertidas y profundas a un tiempo, piezas maestras de las cuales ya atesora como cosa de una docena o más, algo de lo que no pueden vanagloriarse otros directores de más fama y prestigio.

    ResponderEliminar
  16. Emilio, 'Trail of steel' es una novela grafica, que es lo que estaba persiguiendo yo desde hacia tiempo!
    Hablando de rostros de actores y actrices siempre he considerado que como "construccion de cabeza" (suena raro? :)) mis dos grandes han sido Charlotte Rampling y Clint Eastwood.

    ResponderEliminar
  17. Clint Eastwood lo tenies en la entrada de actores Impresionante la dureza de su rostro.

    Enhorabuena por la novela gráfica. Supongo que habrá sido dificil a la vez que gratificante. Y, someterse al juicio de los demás es, para mi, lo mas duro.

    ResponderEliminar
  18. Pues es que la Rampling tiene una estructura ósea, que se deja traslucir a través de su piel, maravillosa. No me extraña que te resulte tan atractiva, Marcos.

    Impresionante tu trabajo, como siempre, Marcos. Hay artistas que, siendo buenos, se estancan, y otros que, como tú, siendo tan buenos, no paran de crecer.

    ResponderEliminar