lunes, 26 de mayo de 2014

PIET MONDRIAN (PROVOCANDO EL DEBATE)


Gerrit Rietveld, Silla Roja, Azul Reconstruida, 1923


Gerrit Rietveld, Casa Schroder, 1924

4 comentarios:

  1. Esta evolución de Mondrian que nos planteas, desde un digamos Fauvismo hasta un abstracto geométrico, pasando por un cierto cubismo, es magnífico y muy didáctico.
    Y me da pié a plantear un atisbo de debate.
    El cubismo, que nace con los paisajes de Cezanne, sigue con los collages de Picasso, Braque y Gris ( cuantas pipas, guitarras, papeles de periodicos y papel pintado....) alcanza el abstracto más geométrico y termina (cronologicamente) con el más hipnótico Op-art, es una familia de vanguardias muy intelectuales.
    Jesus, hablabas en Alma Tadema del sentimiento y la belleza, poco de esto veo yo en estos cuadros. No hablo de calidad pictórica.
    En ocasiones, comparar "artes" ayuda a comprender. La escritura automática, puede ser literatura, la música atonal y dodecafónica es gran música, !faltaría más! pero un compositor de música contemporánea dijo un día a un compañero con tristeza, " Tenemos un problema, cuando alguien regresa a casa despues de uno de mis conciertos, dificilmente recuerda nada. Y asi es, escuchas, Brams, Vivaldi o incluso Strawinski y tarareas alguna melodía. Admiras Rembrandt, Casas o Klimt y grabas imágenes más o menos bellas ( el buey colgado de Rembrandt no es nada bonito) y ahí se quedan para siempre.
    Ciertas vanguardias son un ejercicio intelectual, pero hay sentimiento? Aunque alguien puede decir... Es imprescindible el sentimiento en el arte?

    ResponderEliminar
  2. Es una sucesión estrictamente cronológica de pinturas de Piet Mondrian en la que se puede apreciar la evolución intelectual del maestro. Quizás sea el último paso el mas difícil de ver, pero está ahí, de un arbol a la retícula de colores básicos. Este último paso es el mas discutible de todos, es el que resta emoción y lo vuelve mas complejo, mas lejano al espectador y, por tanto, lo transforma en un acto inútil, pues ¿para que si no está la pintura si no es para ser observada?.

    ResponderEliminar
  3. He añadido dos ejemplos al margen de la pintura, que se enmarcan en el mismo estilo de Mondrian, De Stijl.

    Una silla en la que no creo que nadie se sienta a gusto, con lo cual no cumple la función primordial para la que fue creada. Y una vivienda, muy bella, de vanguardia, en la que habría que vivir un tiempo para poder opinar.

    ResponderEliminar
  4. A mí estas pinturas me dicen muy poco. Las cosas que yo busco no las encuentro fácilmente en estos cuadros. O no las veo reflejadas.
    Y desde luego para mí el sentimiento es imprescindible en el arte, como lo es en la vida. Y también la inteligencia, el esfuerzo...

    En la literatura también se desataron ciertas vanguardias, se experimentó durante un tiempo hasta grados increíbles, pero aquella fiebre pasó y actualmente los narradores han vuelto a contar historias reconocibles y accesibles, tal como hicieron nuestros ancestros cuando inventaron la literatura.

    ResponderEliminar