martes, 3 de junio de 2014

GUSTAV KLIMT

5 comentarios:

  1. Hasta mediados de los 60, casi nadie sabía por aquí de Gustav Klimt o Mucha, por motivos decorativos, de diseño y grafismo, los del oficio, fuimos de los primeros en divulgarlos.
    Hace poco, un cuadro de Klimt y "El Grito" de Munch, fueron dos de los cuadros más cotizados de la historia.
    En esta panorámica de Klimt hay tres partes bien diferenciadas.
    La primera, la más antigua, muestra parte de dos murales neoclásicos, que no daban ninguna pista de las innovaciones pictoricas que con el tiempo llegaría a alcanzar..
    Otra pintura, muestra un retrato magnífico de una mujer, cuyo rostro emerge de un fondo oscuro, tratado con una enorme maestría, simplicidad y frescura de trazo.
    Los demás, con "El beso" como más conocido, muestran, un decorativismo vada vez más desenfrenado, unos grafismos que nos remiten a las estéticas babilónicas, ropajes que se extienden hasta cubrir todo el fondo, y retratos en ocasiones forzados, incluso gratuitos.
    Yo prefiero sus escenas simbólicas, con bellas mujeres, modelos profesionales o no, y no retratos de ricas señoras
    Klimt, personifica como nadie el Modernismo más simbolista, más elegante y glamouroso, sus grafismos que a diferencia de la curva (que tambien) utiliza al mismo tiempo líneas rectas, triángulos y cuadrados, no se avanza al cubismo, pero si al posterior "Art decó".

    ResponderEliminar
  2. Otra cosa son sus paisajes planos y tan gráficos, orientales en su composicion, con un horizonte elevadísimo o incluso sin horizonte.
    En Cataluña, Mir o Anglada i Camarasa cultivaron en parte esta estética del paisaje.

    ResponderEliminar
  3. Hay veces que uno se pregunta ¿y de donde sacó este hombre la idea de los ropajes? Alguien se los haría, ¿o también entendía de telas y tapices?

    ResponderEliminar
  4. Es como lo e Vermeer, que curiosamente era amigo del inventordel microscopio.

    ResponderEliminar
  5. Algunas veces la sideas pertenecen a otros, pero el que sabe darles el impulso es el que se lleva la fama.

    ResponderEliminar