lunes, 9 de junio de 2014

RICHARD ESTES

.1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19

7 comentarios:

  1. ¿Es legítimo el uso de la cámara fotográfica o esto le resta valor artístico? Pienso que el artista debe usar cualquier medio que tenga a su alcance. No creo que los que pintaron la cueva de Altamira lo hicieran con idénticos medios que Miguel Angel la capilla Sixtina. Sería una insensatez por parte de este. Pero, ¿que es lo que añade el artista a la fotografía? Porque, si no le añade nada, ¿para que hacer este ejercicio de virtuosismo inútil?

    ResponderEliminar
  2. Y estas preguntas se pueden trasladar a la historieta.

    ResponderEliminar
  3. Vuelvo y repito lo que dije antes, Emilio, Estes utiliza la foto, pero a diferencia de una fotografia, en sus pinturas todo sale nítido, hasta lo que se ve al fondo, que una foto saldría borroso o fuera de foco. Entonces sí, él si hace algo que por el momento la camara no puede hacer. Lo único que le queda mal a Estes son los personajes, que no sabe dibujar muy bien, y sus cuadros carecen de "gente" o están muy a menudo de espaldas.

    Por cierto no pinta de un tamaño muy grande, sus cuadros siendo apenas más grande que un formato A3.

    Pienso que la foto es un medio como cualquier otro para lograr un resultado, en este caso una pintura. ¿Desvaloriza esto el resultado final? Es como decir que un escritor nunca debería basar sus historias en hechos verídicos, sino basarlo todo en su imaginación... hasta los viajes de Gulliver de Swift está basado en personajes reales.

    ResponderEliminar
  4. Desde los Prerafaelitas, casi todos los pintores figurativos, simbolistas, historicistas (estos con complicados montajes escenográficos con atrezzo) modernistas y subrealistas (vease Dalí o Magritte) han usado y abusado de la fotografía, los Hiperrealistas con más motivo, su base es la realidad fotográfica para "trascender" más alla de la realidad.
    En Richard Estes, su interés en trascender la realidad está muy claro. El mundo de los reflejos, de los espejos, de la realidad invertida y de la ilusión está patente en toda su obra.
    Lo suyo no es el realismo puro y duro, es la ilusión mágica de lo que parece ser y quiza sea... o no.
    A parte de eso, magníficas composiones (2, 11), distorsiones complejísimas (13) Descubro una obra genial, la que colgaría en casa (17) Siempre que entro en un ascensor con espejos en cada lateral, desde que era niño, no puedo sustaerme al acto de ver mi figura, brazo o pierna, moverse de forma seriada hasta el infinito, y que suele desaparecer por un lado a lo lejos, debido al inexacto paralelismo de los espejos.
    Esto y el tema de los anuncios de "Niño con un bote, donde aparece pintado un niño con un bote en el cual aparece el niño con el bote, donde... nos dió mucho que hablar a Beá y a mi hace más de 40 años.
    Este magnífico cuadro de la puerta del bus, donde los cristales crean esta ilusión de infinito, me confirman el interés del autor por crear mundos inquietantes más alla de la pura realidad, máxime cuando segun el encuadre, el propio autor ( o su cámara) deberían aparecer en el foco, pienso que ese escamoteamiento es parte del juego.
    Emilio, la fotografía puede perfectamente "ayudar" a la Pintura, a la Ilustración y al Cómic, las maravillas de García que nos muestras son un ejemplo.

    ResponderEliminar
  5. Quería conocer vuestros razonamientos, con los que estoy de acuerdo. Pero, ¿porque la fotonovela es tan denostada? Supongo que por no transcender a la realidad, por no ir mas allá. Luis García nos ofrece algo diferente a lo que vemos, algo a lo que le ha añadido algo suyo. Creo que esa es la clave.

    ResponderEliminar
  6. La fotonovela siempre fué un "Quiero y no puedo", Fué un subproducto caro (requería de unos actores y unos espacios de rodaje) con un guión simple, de consumo, era un producto de usar y tirar, con unos encuadres repetitivos, un realismo naïf que coartaba cualquier chance a la imaginación.
    En fin, no creo que resucite. Aunque sí me gustaría que alguien se atreviera a hablar de la "Novela gráfica", yo rompo una lanza y a costa de hacer amigos, empiezo por decir que muchas son un peñazo!

    ResponderEliminar
  7. Sabes, Isidre, que con el ordenador hacer una fotonovela es pan comido. Por no ir más lejos, el dibujante John Byrne tomó imágenes de los episodios de Star Trek (supongo sacándolas de un DVD) y las está convirtiendo en fotonovela. Así cada episodio es ahora una fotonovela distinta, impreso como un cómic.

    A mi nunca me gustaron las fotonovelas, puede ser por el tema cursi y por estar destinada a las chicas, aunque se intentaron hacer fotonovelas western (en la cual varios de vosotros participasteis), pero eran una lata. Prefiero las parodias que hacía Kurtzman en su revista Help, en las que actuaron algunos actorcillos desconocidos en la época como lo fueron Woody Allen y John Cleese. La revista National Lampoon también hacían fotonovelas graciosisímas, pero en forma de burla de las verdaderas fotonovelas. En conclusión, las aprecio más si no se toman en serio (e inclusive yo mismo he hecho alguna que otra). En Italia entre los años 60-70 hacían fotonovelas de las películas italianas que salían en cine. O sea que tuvo su apogeo en un tiempo. Y como os dije, John Byrne las quiere volver a resucitar, aunque se me hace una pésima idea.

    ResponderEliminar